fibwi.pngimprentabahia.pngcolegio.pngair_europa_ok_(1).pngcaixabank_logo_optimitzat_patrocini_cmyk_300dpi.pnglogo-fundacion-vertical-tp.pnglogo_balearia_png.pngblanca2negre2.jpginst_fertilidad_ok.png9_quiron.jpgalsa2.pngibacar.pngalua2b.jpg

 

PALMA BÀSQUET 2009-2010 - EBA Grupo E

Eliminatoria encarrilada (70-102)

taco15003/05/10 - Golpe de efecto del Palma en tierras canarias con una victoria contundente que deja muy bien encarrilada la eliminatoria y el pase al siguiente escalón de este apasionante, y complicadísimo, reto del ascenso a LEB Plata.

Un ambiente frío y desapacible, más propio del norte de España, recibía al equipo el sábado por la tarde tras más de 5 horas de viaje. Una leve sesión de entrenamiento vespertino para conocer la cancha y a descansar para afrontar el que se preveía un duro partido a tenor de la plantilla que presentaba el rival de turno.

Domingo por la mañana. El tiempo mantiene su tónica triste y seguimos sin ver el aclamado sol canario. Llega la hora del partido y primera sorpresa. Lamont Boozer, el flamante fichaje de los tacoronteros en el límite del plazo del mes de febrero, aparecía en la cancha bolsa deportiva en mano dispuesto para jugar. No había disputado ni un sólo encuentro en estos meses y se daba por descartada su presencia. Pero el "inmenso" jugador americano, de 2,08 y formado en James Madison y con una larguísima carrera en competiciones LEB, daba más empaque a la ya de por sí potente plantilla canaria. Cinco jugadores extranjeros, cuatro de ellos de color, serían de la partida.

Por nuestra parte, la baja confirmada de Marcos Marotta, sustituido por el jugador del equpo de primera Carlos Cañellas. Esperamos que pueda estar disponible para el más que posible futuro cruce.

El inicio de partido no fue nada halagüeño para los nuestros. Salida en tromba de los locales apoyados por un público, que si no en gran número, sí en intensidad y ruido, les llevaba en volandas. Dos triples de la figura de los canarios, curiosamente uno de sus escasos jugadores nacionales, González, empezaban a dar las primeras ventajas claras a los locales. El Palma se perdía en continuos intentos de tres ante la intimidación que ejercía el 2'10 africano Malick, de tan sólo 17 años pero con un futuro envidiable. Un par de penetraciones de San Emeterio devolvían una cierta igualdad en el marcador antes de que en la recta final, la defensa de anticipación y la velocidad de Brito diesen la máxima ventaja al Tacoronte, 24 a 13, rota por un 2+1 de Biel Torres que cerraba el cuarto. La cosa no pintaba demasiado bien.

Pero con el segundo cuarto llegó el cambio de decoración.  Cuando la presencia de Boozer parecía cerrar aún más el camino hacia el aro, su poca movilidad permitía aprovechar las continuas ventajas en el 1x1 de nuestros 'falsos' pivots. Los caminos al aro se abrían y ello daba un plus de confianza a nuestro ataque que iba afinando su puntería exterior, estando espléndido en este aspecto Carrasco con tres triples en este cuarto. Además un invitado imprevisto hacía acto de presencia: el rebote ofensivo. La que no había sido esta temporada una de nuestras mejores bazas se convertía en una de las claves del partido. Hasta 20 capturas ofensivas marcaba la estadística oficial, que aumentaban a 26 según la nuestra. Con todos estos condicionantes, un terrible parcial de 2-22 ponía un 26-35 que cambiaba todo el panorama. Un tiempo muerto local propiciaba un último esfuerzo que dejaba en cuatro la desventaja al descanso, 35 a 39, pero el partido ya estaba donde quería Matías Cerdà.

La salida tras el receso mostraba, como era de esperar, a un Tacoronte a por todas presionando a toda la cancha para intentar recuperar el mando del partido. Pero el Palma ya no era el equipo timorato del principio y no estaba dispuesto a ello. Aparecía la figura de Sergio Rodríguez, muy apagado hasta entonces, que tomaba el relevo de Carrasco, y ponía patas arriba la vetusta cancha municipal con su acierto exterior y, sorprendente, sus rebotes ofensivos. La ventaja no hacía sino crecer ante el nerviosismo de los locales que pagaban con varias técnicas que aumentaban la diferencia, que tras un parcial de 15 a 30 se instalaba en unos casi definitivos 19 puntos para encarar el tramo final.

Jou Costa se la jugaba con sus tres exteriores pequeños, situando a su base americano Moore, todo un lujo para la categoría, de escolta junto al tirador González. La línea exterior del Palma respondía al reto y frenaba a la letal pareja en defensa y en ataque cargaba a ambos con faltas aprovechando la superioridad física. Las ventajas seguían creciendo exponencialmente y acercándose a la treintena. Pau Giménez, nuestro veterano de lujo, apuntillaba con sus triples a los locales que veían caer otra técnica. Al final minutos para todos y la treintena asomaba en el luminoso, que cerraba el encuentro con un +32 que ni los más optimistas hubieran soñado.

Resta la vuelta, el próximo domingo, para certificar una clasificación que está muy bien encarrilada pero que no es definitiva. Harían bien nuestros jugadores en no fiarse de un equipo de grandes jugadores que ayer no tuvieron su día. Cosas más grandes se han visto.

Estadística partido

 

          

fibwi.pngimprentabahia.pngcolegio.pngair_europa_ok_(1).pngcaixabank_logo_optimitzat_patrocini_cmyk_300dpi.pnglogo-fundacion-vertical-tp.pnglogo_balearia_png.pngblanca2negre2.jpginst_fertilidad_ok.png9_quiron.jpgalsa2.pngibacar.pngalua2b.jpg

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Una vez acepte no volverá a ver este mensaje. Si no está de acuerdo le invitamos a consultar nuestra -> política de cookies.

Acepto cookies de esta web